Revista | Open Trujillo
justicia

Ay del 13 de Julio.

Escribe: Dante Ramos de Rosas.

Al borde del aniversario de la toma de la bastilla francesa que es el 14, el jueves 13 de julio se consumó un agravio contra el debido proceso penal del inculpado Ollanta Humala acusado de lavar activos. El jurisconsulto arequipeño Manuel Bustamante de la Fuente hizo famoso un lema: “lo que no esta en el expediente, simplemente no esta, no cuenta”.

En el caso Humala se han ingresado audios del caso Madre Mia en la que se le acusa de matar prisioneros y con este argumento se le ha condenado a prisión preventiva. Esos audios son de un proceso aparte y recién empiezan a ventilarse como válidos o no.

El juez Concepción Carhuancho por ese mismo factor le da pie a la apelación abogadil para que Humala y su esposa salgan libres en pocas semanas.

LIMA, 1872 JULIO

Cuenta Nicolás de Pierola que siendo ministro de hacienda fue a ver al presidente Balta para conversar sobre cuentas gubernamentales. Balta lo trato mal y le tiro una silla a la espalda. Pierola dice que Balta era muy iracundo (*). Balta tuvo que ir a casa del Califa camanejo a disculparse porque no iba a su oficina, dejando el presupuesto a la deriva

Seguro fue esa magia iracunda entre otros factores lo que llevo a los hermanos Gutierrez, militares todos ellos a rebelarse y acabar con Balta fusilado. Pretendían tumbarse al recién electo Manuel Pardo, sí, es posible, pero la ira y maltratos de Balta al gremio militar eran más fuertes.

Los hermanos Humala a su modo son copistas de los Gutierrez. Rebeldes desarraigados. Los Gutierrez acabaron linchados por el pueblo de Lima en el mes patrio de 1872. Antauro hermano de Ollanta esta preso varios años por alzarse en Andahuaylas contra Toledo.

Ollanta no es primera vez que cae preso. El año 2000 lo apresaron por rebelarse en Locumba contra Fujimori. Ambos apellidos militares han acabado sus días sepultados por la fuerza de la ley y la opinión pública.

Ambos han demostrado que el aventurerismo vende como espuma en el Perú. Haya y Bolívar decía que al poder se llegaba o con oro o sables, fácil es llegar a la presidencia pero no es fácil mantenerse en lo que se promete en campaña y terminar el gobierno más o menos limpio de acusaciones de corrupción y desmadres gubernamentales.

Tanto Ollanta como Nadine habrán cavilado que con los “grandes” sueldos que gana un militar o policía jamás se harían medianamente ricos o aceptados en el consenso de la sociedad peruana tan excluyente ella. Cooperativas y panderos no sirven de mucho. Así que apostaron sus dos familias y afines para conquistar el poder y una vez dentro de la barca arrasar con todo bajo la marca ideológica de seudo izquierda que para efectos marketeros es lo que más rápido vende en esta latitud sudamericana.

Cabe pensar en este trance actual que pensaran los promocionales militares de Humala hoy en destacados puestos de comandos de región. Si hay alguna comisión parlamentaria que ose averiguar irregularidades en compras militares los días del demoliberalismo están contados igual que 1968 con varios oficiales metidos en contrabando lo que llevo a Velasco a sacar a Belaúnde en un tris de las camas virreynales de Palacio.

* Semanario “7 diás” del diario “La Prensa” de Lima.

——————————————————————————————————————–
NOTA ANTERIOR: GRAN EXPECTATIVA

Gran expectativa.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *