Revista | Open Trujillo

CRÓNICAS DE UNA CIUDAD.

Por: Jesús Escamilo.

Todo parece estar teñido por las luces amarillas en la Casa de la Emancipación. Los hombres llegan, aunque sean pocos. El reloj avanza, y la misma luz sorprende con su luminosidad. El aspecto evasnecente y brillante se mezcla con algunos visitantes curiosos que juegan a entrar y salir del lugar.

7: 30 p.m., la voz de la presentadora avisa el inicio del conversatorio “La Bohemia de Trujillo y su legado en el siglo XXI” el cual busca situar un mejor entendimiento de la Exposición Fotográfica “La Bohemia de Trujillo, cien años después” para ello se cuenta con las participaciones de Domingo Varas Loli (UPAO) , Elmer Robles Ortiz (UPAO , Blasco Vera Bazán ( IEV) y Jorge León Collantes (Ministerio de RR.EE). Mientras cada uno de los expositores toman asiento, y se saludan entre ellos, más personas comienzan a llegar.

Minutos después se presenta al cantautor Rasu Ñiti quien se hace presente con el incondicional acompañamiento de su guitarra. Primero un tema en honor a Javier Heraud. Luego, con más ligereza habla del poema Masa de César Vallejo, y hasta lo convierte en una triste melodía, porque para entender los versos de Vallejo uno debe apaciguarse con la desolación, y aún más cuando se convierte en una canción. Conforme avanza la melodía la Casa de la Emancipación deja de ser el recinto resguardado solo por algunos hombres, que en su mayoría son personas con cierta adultez. Ahora no sólo el patio termina de llenarse por la senectud, jóvenes han llegado y se sientan en las escaleras, otros terminan por decidir estar de pie; y cuando la canción termina entre aplausos, no se sabe si la dimensión exacta de la noche permitirá volver a ver esta escena. Es irresistible no contemplar el momento. Sin embargo, el suceso vuelve a repetirse, entre las 8: 00 p.m. a 9.30 p.m. (tiempo aproximado del conversatorio).

Apenas el docente universitario y periodista, Domingo Varas Loli, comienza a señalar la forma que adquirirá el conversatorio (3 preguntas, con sus respectivas respuestas por los dos investigadores de la Bohemia de Trujillo) es indudable afrontar si un conversatorio cultural podrá vencer uno de los más grandes problemas de nuestra sociedad, la falta de atención. Pero la noche del 2 de junio tumba disimuladamente este inconveniente; cada respuesta de los investigadores, Elmer Robles Ortiz y Blasco Bazán Vera, son emboscadas lentas contra la ignorancia, y son las respuestas contadas con tal magnitud y elocuencia que poco a poco el público asistente alarga su mirada hacia al frente, y no se detiene a dejarse distraer por otra solicitud. Esto es verdad. Pero también existen algunos, que por motivos desconocidos deciden abandonar la velada, atraviesan la entrada de la casa y se hallan otra vez afuera, en la cotidianidad del siglo XXI. Los de adentro, imaginamos finales del siglo XIX y principios del siglo XX, y hasta hemos escuchado diversos datos que entrelazan a la Bohemia de Trujillo como un grupo estandarte de nuestra civilización; pero sobre todo nos hemos sentido más trujillanos, por nuestra historia, que por nuestro presente.

Acaba el conversatorio. Veinte para la diez de la noche, y los hombres abandonan la Casa de la Emancipación. Otra vez la luz amarilla se va perdiendo entre la oscuridad. Es Trujillo nuestra ciudad. Cien años han pasado.

———————————————————————————————————————
NOTA ANTERIOR: ESCENARIO BLOOPERS

Escenario. Bloopers.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *