Revista | Open Trujillo

Derechos de los Animales.

El deber humano es asegurar que las formas de vida no se extingan sino que evolucionen.

Por: Erika Rojas
Foto: Redacción

No somos los únicos organismos vivientes en este planeta, la diversidad abunda, no existe forma de vida inferior o superior, todas son especies con necesidades, sensaciones e instintos, pues el ser humano tiene comportamiento animal aun habiendo desarrollado el raciocinio.

Por el contrario, el tener la capacidad de razonar más desarrollada nos hace acreedores a ser los protectores de las formas de vida más vulnerables, pero nos hemos desligado de esa responsabilidad y nuestros intereses se han independizado del bien común.

En 1978 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprueban la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, y desde entonces en todo el mundo cada vez más asociaciones animalistas se forman para realizar numerosos eventos con el objetivo de concientizar a las personas sobre los derechos que todos los animales también tienen por el simple hecho de vivir.

En Perú, en enero del 2016, se promulgó la Ley de Protección y Bienestar Animal (ley 30407) en donde señala que “toda persona tiene el deber de procurar la protección y el bienestar de los animales, cualquiera sea su especie, evitando causarles daño, sufrimiento innecesario, maltrato de tipo físico que altere su normal comportamiento, lesión o muerte”, condenando los actos de crueldad hasta 5 años de prisión.

Sin embargo, también se especifica que la ley no se aplica a todas las situaciones, exonera por ejemplo a las corridas de toros, las peleas de gallos, entre otras excepciones por considerarlas demostraciones culturales.

Las protestas contra el maltrato animal por lograr validar leyes que los protejan están logrando una inmensa acogida y amplio alcance hasta el punto de que los amantes de los animales han llegado a “humanizarlos”, es decir intentar inculcarles comportamientos humanos a sus mascotas.

Para lograr el bienestar social integral, no solo se debe implicar en los planes de desarrollo a las personas, los animales también son actores que están presenten en el mundo. Desde ponerle zapatitos al perro cuando lo sacan a pasear para proteger sus patitas de la vereda caliente por el intenso calor hasta llevar al gato al veterinario para esterilizarlo es respetar su derecho a vivir.

El deber humano es asegurar en lo posible el derecho a la vida del resto de organismos contribuyendo al buen vivir.

——————————————————————————————————————-NOTA ANTERIOR: ORGULLO AFROPERUANO

ORGULLO AFROPERUANO




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *