Revista | Open Trujillo

JIRONEANDO.

Por: Jesús Escamilo.

JIRONEANDO – UNA NUEVA VISIÓN DE LA MUERTE Y LA CIUDAD
Recorrido histórico cementerio Miraflores

Puerta falsa
Los datos que se registran son los siguientes: Recorrido histórico cementerio Miraflores; orientado a profesionales y estudiantes de historia, arquitectura, turismo y público en general; Domingo 4 de junio; puerta antigua del Cementerio Miraflores; Turnos 9: 00 a.m. y 3.00 p.m.; costo s/10.00 nuevos soles; informes 951733494. Y esto podría ser todo, a no ser que se cuente de otra manera.

Puerta giratoria
El flyer (volante de publicidad) que circula en el fan page de Jironeando es mitad verde, mitad gris. La alternancia de los colores puede sugerir un encargo a medias con la vida y con la muerte. Un simbolismo único y perfecto muestra una figura medianamente conocida y utilizada muchas veces. Son los contrastes de un solo tema.

Hasta cierto punto si hablamos de opuestos debemos conocer muy bien ambos sentidos. Porque cada tema, conversación, o paradigma de la humanidad se construye por puentes invisibles; donde podemos ir de un lado a otro. Y si hablamos de la muerte, también hablamos de la vida, o viceversa, y esto lo sabe muy bien Jironeando – Recorridos históricos, dado que, la historia al momento de ser contada por ellos denota un paseo, antes que cualquier dato rígido. De seguro nos acostumbraron en los años de formación académica a observar la historia de esa forma, sin embargo, los dos historiadores del equipo de Jironeando, Erika Caballero y Sergio Aguado demuestran claramente un mensaje distinto e innovador. Ellos buscan revalorar y redescubrir nuestra ciudad, sus calles y monumentos a través de su historia.

“Empezamos a fines de mayo, con la creación del fan page. La idea la tuvimos hace un buen tiempo, y empezamos con jironeando y los recorridos en junio” apunta Erika Caballero, Licenciada en Historia, y es ella quien se enfoca en temas sobre la muerte y lo concerniente al cementerio Miraflores.

Además de Erika, Jironeando cuenta con otro historiador, Sergio Aguado, quien por ahora lleva una maestría en Arqueología, y es especialista en temas como: Diversiones públicas, y comercio en Trujillo, entre otros. Además del apoyo de Ruber Arca en el área de Marketing y Comunicaciones.

Puerta corrediza
Llegado el día, domingo 9: 00 a.m., el recorrido no empieza desde la puerta antigua del cementerio Miraflores, se hace desde la plaza de Armas, de esto ya estábamos avisados los inscritos al recorrido, el motivo: La explicación sobre la concepción de la muerte y los entierros. Otra noticia que se nos informó, pero esta vez a todos los trujillanos, era del corte de luz que habría para ese día, y observando muy bien cómo se congrega una ciudad sin luz, es más fácil sospechar como era la vida antes por estas calles.

En primera instancia, se nos explica la historia frente a la Catedral. Los muertos antes no yacían en un cementerio, estaban dentro de las iglesias, y una de las formas de pago era que el difunto dejase su patrimonio personal a la misma iglesia. Más adelante, y conforme avanzábamos, nos detenemos en la Iglesia Santo Domingo ( Jirón Francisco Pizarro 257-281) ahí se nos comenta acerca del concepto de salud pública .Además luego de la ilustración cristiana a fines del siglo XVIII, se realizó diversas reformas sanitarias, una de ellas fue el traslado del cementerio adyacente de la Catedral de Trujillo a la parte inferior por el Obispo Baltazar Martínez de Compañón, debido que los canales de agua que se repartían en la ciudad muchas veces causaban filtraciones y ciénagas, y esto ocasionaba el malestar de la población.

En 1812, y según el cambio de constitución, se muestra una nueva forma de concepción ante las costumbres de la muerte y lo que implicaba; exequias y duelos. La nueva idea desestima tal ceremonia. Para 1814, el Virrey Abascal retoma la medida decretada años antes (Constitución de 1812) y las da a conocer al interior del Virreinato, originando medidas para el emplazamiento definitivo de un panteón a las afueras de la urbe trujillana.

Según datos precisados por la historiadora Erika Caballero, los enfrentamientos revolucionarios del 1821, dejaron el proyecto de lado por un tiempo, y se retomó hasta 1823, sin embargo, avanzaron los años , y no sería hasta la bendición el 30 de noviembre de 1831, por el Gobernador eclesiástico Juan Ignacio Machado; y su apertura el 2 de diciembre llevando los restos del Ilustrísimo señor Obispo Luna Victoria, al nuevo cementerio trujillano. Al final estos dos hechos darían inicio a la larga vida de un cementerio para la ciudad .

Otra fascinación dentro de los datos que se no explica en el recorrido, son las determinaciones para la construcción del panteón. En aquel momento luego de escuchar a Erika y Sergio, es sin duda más fácil enterarnos de los detalles para la edificación, se nos explica que se necesitaría un campo raso, en sitios altos y secos, y abierto a todo aire. Y ahora, casi a las afueras del cementerio hasta uno puede imaginarse pasar por aquellos descampados.

Tal actitud refleja que la historia debe tener la conexión perfecta entre el dato histórico y la imaginación próxima a la realidad que nos cuentan. Y hasta ahora la historia está muy bien contada. Una vez dentro del cementerio Miraflores, y desde ahora con otra visión de la muerte, se observa los mausoleos con más solicitud. Avanzamos, y la historia otra vez nos avasalla:

“En el caso de la construcción de mausoleos se verán a finales del siglo XIX, la construcción de nichos en relación con su capacidad económica o social, se da porque cada albacea debía verificar y velar por su cuidado. Había lugares privilegiados para el establecimiento de sepulturas, familias enteras podían ocupar el mismo cuartel, casos como los Bracamonte y Quevedo, igual los Urquiaga se hallan en el cuartel de San Cancio en tumbas perpetuas” termina de decir otra vez Erika
“Era como tener tu propio terreno en el mismo cementerio. Esto nos da una señal de la importancia que se le da a los muertos. También está ligado a la clase social y económica a donde pertenecían” apunta Sergio

En principio luego de vivir cada uno una vida distinta, es hasta pernicioso explicarse que la visión de la muerte, sólo se concibe con la muerte misma; pero esto no es así. Visitar el cementerio, y enterarse que responde, además de lo dicho, a una teoría urbanista del siglo XVIII a consecuencia de la extensión demográfica en Trujillo, puede dirigirnos a una causa más para entender la muerte. Ya no es sólo hablar de la muerte bajo términos o servicios fúnebres, es saber que Trujillo creció, y a la par lo hacían sus muertos.

Es la historia que dictamina una nueva visión, más didáctica y próxima, pero no sería contada de la misma forma de siempre. Entre tanto el pasado 3 de Diciembre del 2016 el Presidente del directorio de la Beneficencia Pública de Trujillo William Matta, señaló de la transferencia de un terreno donado por Chavimochic para que Trujillo cuente con otro cementerio . Todo está superpoblado en el recinto.

Es la voz de los historiadores frente a la misma, lo que genera tal expectativa. La voz de Erika y Sergio, como remedio hipnótico para enamorarse de lo nuestro. Hace mucho tiempo que quisimos entender la historia, quizá se nos haría más fácil Jironeando.

Debido a que lo datos no pueden ser contados por palabras escritas, necesitan ser fiscalizados por cada sitio donde transcurrió la historia, incluso se mentiría obviando el asombro por quienes escuchamos lo contado. Es necesario decir – Historia es igual a investigar, visitar, observar – pero sobre todo, sabiéndonos parte de un pasado que se debe contar de otra forma.

Se regresa sobre la muerte, y visitamos una y otra vez el cementerio Miraflores. Nunca hemos contado nuestros pasos. Salimos por la puerta principal, un muro con unas letras góticas nos despide, el clima cambia todos los días, la muerte llega día a día. Lunes, martes o domingo. El plano del cementerio general queda atrás, vamos saliendo; 186 años han pasado, aún queda mucha historia por contar.

———————————————————————————————————————
NOTA ANTERIOR: JUEVES EN SHAMBAR EMPRESARIAL

Jueves en Shambar Empresarial.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *