Revista | Open Trujillo
Tondero_Perú_(Intro)

Los reyes del cine peruano.

Fuente: Cineencuentro.

El cine peruano ha presentado un innegable crecimiento en los últimos 4 años. Desde aquel 2013 en el que ¡Asu mare! y Cementerio general presentaran millonarias taquillas, el medio ha logrado producir más de 20 cintas anuales y atraer a 5 millones de personas con suficiente frecuencia. Sin embargo, aún no tenemos ni por asomo una industria de cine peruano (Bedoya, 2016).

¿Cómo es posible que un medio con estas características no pueda ser considerado de desarrollo industrial? A lo largo y con detalle que nos dejó la taquilla del 2016, la sopesaremos con la de años previos para poder tener un mejor entendimiento del cine nacional.

El 2016 pareció confirmar que hay dos tipos de películas ineludiblemente destinadas a tener éxito comercial en Perú: comedias y películas producidas por Tondero.

Atraer a casi la mitad de asistentes, estrenar más películas en el año que cualquier otra casa productora y colocar a tres de sus cuatro películas en el Top 5 de estrenos más taquilleros del 2016, Locos de Amor, Guerrero y Siete Semillas, demuestran que Tondero es el rey del cine peruano. Sus cifras son avasalladoras, su disciplina y maquinaria de producción son admirables. Durante los últimos tres años, la casa productora ha sido el fiel reflejo del universo cinematográfico local, en el que las comedias reciben una gran acogida, el drama se despunta como un atractivo género para los espectadores y las cintas independientes sufren debido a la severidad de los cines y al poco interés del público.

Es verdad que el llamado “boom” del cine peruano inicia en el 2013 de la mano de Tondero y ¡Asu Mare!. Sin embargo, luego de 3 años de evaluar el escenario desde una perspectiva más crítica, valdría la pena preguntarnos si es que debemos catalogar “el éxito del cine peruano” o “el éxito de una sola empresa”.

En lo que respecta a lo que se puede concluir sobre los géneros estrenados, los realizadores pueden tener la certeza de que producir una comedia es la opción más rentable que el mercado les presenta y con la que pueden tentar un lugar en el top 10 de cintas más taquilleras del año o al menos alcanzar un mínimo de 50 mil espectadores..
Tan solo contamos con una casa productora capaz de empujar el carro hacia adelante.

Es quizás esa la primera conclusión importante que la taquilla del 2016 nos deja, la necesidad de hacer la separación entre el éxito de Tondero y el éxito del cine peruano para poder tener una apreciación mucho más objetiva del panorama cinematográfico local.

——————————————————————————————————————–
NOTA ANTERIOR: EL CHINO DE SALAVERRY

El Chino de Salaverry.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *