“Mis recuerdos siempre son de Trujillo”Open Trujillo | Open Trujillo
14002602_2073525632871712_2012471060_o

“Mis recuerdos siempre son de Trujillo”

Lourdes Montoya es periodista trujillana quien gracias a su talento y perseverancia en esta profesión, ha obtenido logros muy importantes. Trabajó en Canal N durante los últimos años del fujimorato, para luego emigrar a los Estados Unidos donde llegó a ser reportera en la importante cadena televisiva Univisión. Lourdes es hija del abogado Manuel Montoya Hernández, cuatro veces Decano del Colegio de Abogados de la Libertad, de quién confiesa, heredó disciplina y tenacidad.

Lourdes ¿Porqué escogiste el periodismo?
Mira siempre en mi casa se dijo siempre que uno debería estudiar lo que te hiciera feliz y lo mejor que lo pudieras. A mí siempre me ha gustado la lectura, siempre he estado vinculada a una preocupación social. El Derecho me jalaba hasta cierto punto, pero no para dedicarme a él. El periodismo era lo que me llenaba y esa preocupación social e idealista fue que me llevó hacia el periodismo.

Iniciaste tu carrera en Lima…
Mira en el año 97 yo egreso de la Universidad de Lima, hice la carrera allá pero también tuve la oportunidad de trabajar tres años en un restaurante, fue una buena experiencia. Estuve primero en canal 7 y la oportunidad se me presenta cuando surge Canal N. El director de noticias en ese entonces Gilberto Hume, creyó en un grupo de 7 u 8 jóvenes con poca experiencia. Canal N era una estación con proyección, aunque con poco presupuesto.

¿Tus compañeros de esa época todavía están en la Televisión?
Por supuesto, Ana Trelles, Raúl Tola, no sé si Jacqueline André continua en Canal N, Delia Sato quien era productora del programa deportivo de ese mismo canal, y yo que estuve en Univisión hasta el 2010. Samuel Rivera trabaja en Telemundo en New York .

¿Cómo llegaste a Telemundo?
Mira Canal N tenía un convenio con Telemundo, hice una prueba de selección y se me encomienda hacer los reportajes para esa cadena como corresponsal en Lima por un año. Nada formal, a través de ese vínculo me comunicaba con mi jefa en Miami, era Fernanda Valdivia que para mí es una de mis mentoras al Igual que Gilberto Hume. Para ese entonces trabajaba para Telemundo y Canal N al mismo tiempo, casi dos años y medio hasta que decido continuar con mis estudios. El periodismo es como una vorágine que te envuelve. Decidí hacer un alto y dedicarme de nuevo a estudiar considerando que todavía podía hacerlo. Lo dejé para ir estudiar en New York una maestría en Relaciones Internacionales en la Universidad de Columbia. Estando allá practiqué para CNN en Inglés, no fue difícil conseguirlo a través de la universidad.

¿Qué función realizabas ahí?
Mi labor era mirar los tapes, transcribir, hacer llamadas para coordinar entrevistas y practiqué dos veranos en CNN en inglés. Tuve la iniciativa de salir con el reportero, con su equipo y ver como hacía su trabajo, mi contribución fue muy pequeña. Terminando mis estudios en Columbia el corresponsal de CNN en Español en New York, tenía que irse a Washington a cubrir una plaza, y la siguiente persona que debía reemplazarlo no estaba, era Mariana Sánchez-Aizcorbe, también peruana, creo que estaba en Moscú.

Y tú estabas ahí…
Bueno sí. Pasé la prueba y trabajé para CNN en español por un corto tiempo porque además era solo una labor de colaboración. Para mi fue muy rica, una experiencia increíble, fue muy corto en tiempo pero muy importante en mi vida profesional.

Pero te marcó esa experiencia laboral. Dime ¿qué comisión es la que más recuerdas?
Tuve la oportunidad de cubrir el apagón de New York en Agosto del 2003. Estábamos sin teléfono, sin computadora y de pronto en segundos no teníamos acceso ni siquiera al metro, a teléfonos celulares, tu vida como la concibes no existía. También hice una colaboración en el ataque a las torres gemelas para Telemundo, fue muy interesante para mí estar en el lugar de los hechos, fue muy importante, me marcó a pesar que no lo cubrí al cien por ciento.

¿Y en Univisión?
Es en este medio en donde me marca todo el tema de la comunidad inmigrante que vive en los Estado Unidos. Las coberturas que realicé eran a diario. Relataba las experiencias de los jornaleros y sus demandas. Mi trabajo era contar la vida de esos inmigrantes en los Estados Unidos donde no tienen el soporte familiar y las ventajas que un trabajador formal tiene.

¿Hasta cuando trabajaste ahí?
En el mes de Abril del 2007 me casé, mi esposo es francés se dedica a las finanzas. Por mi bebé que ahora tiene 6 años dejé de trabajar. Ahora me dedico a ella, a cuidarla, es por ella que tuve que dejar Univisión.

¿Regresarás a Trujillo?
Yo estudié en el colegio La Inmaculada, tuve una niñez linda y cuando me fui a Lima a los 17, lloraba porque extrañaba Trujillo. A pesar que tu familia siempre está contigo, Trujillo como ciudad siempre me hace mucha falta, mis recuerdos están básicamente en la época del colegio, mi clases de natación, el basketball, la marinera, la primavera, Huanchaco… Claro que sí, mis recuerdos siempre están y estarán en Trujillo.

Por: Alberto Castillo




One thought on ““Mis recuerdos siempre son de Trujillo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *