Revista | Open Trujillo

ORGULLO AFROPERUANO

Diseñadora, coreógrafa, compositora, directora de arte y una de las más reconocidas exponentes del arte peruano.

Por: Erika Rojas
Foto: Almapreta

“(…) de hoy en adelante no quiero laciar mi cabello y voy a reírme de aquellos, que por evitar según ellos, que por evitarnos algún sinsabor llaman a los negros gente de color (…)”. En este fragmento del poema “Me gritaron negra”, la difusora del folklore afroperuano Victoria Santa Cruz Gamarra reflejó su tristeza de un hecho racista que le tocó vivir en su infancia.

Santa Cruz fue diseñadora, coreógrafa, compositora, directora de arte y sobre todo una de las más reconocidas exponentes del arte peruano; desarrolló dotes artísticas que fueron aportes de su padre, Nicomedes Santa Cruz Aparicio (dramaturgo y escritor), y de su madre que era bailarina de zamacueca y marinera.

Nació el 22 de octubre de 1922 y llevaba el nombre del distrito limeño en el que nació y el de su madre; Victoria.
A los 39 años se hizo acreedora de una beca del Gobierno Francés para especializarse en la Universidad del Teatro de Naciones y la Escuela Superior de Estudios Coreográficos.

Al retornar al Perú, en 1968, fundó la compañía Teatro y Danzas Negras del Perú que tuvo presentaciones televisivas y en diferentes estrados nacionales; incluso representó al país, con el mismo elenco, en los Juegos Olímpicos de México 1968.

Recorrió Estados Unidos, Canadá, El Salvador, Guatemala, Bélgica y Suiza, realizando presentaciones artísticas pero nunca se quedó en tierra extranjera, retornó para seguir trabajando apasionada en su patria, como dijo el poeta Vallejo “Hay, hermanos, muchísimo que hacer”.

En 1973 se la consideró defensora de la identidad cultural peruana y el Gobierno Peruano la nombró directora del Conjunto Nacional de Folclore del Instituto Nacional de Cultura (INC). Obtuvo, reconocimientos, premios, medallas, aplausos y halagos de críticos internacionales de arte que ovacionaron y admiraron las funciones del elenco que dirigía. Dictó talleres de ritmo y teatro en países de Norteamérica, Europa y Asia.

Entre sus composiciones destacan: ´”Hay que barrer”, “Los tamaleros”, “Callejón de un solo caño”, “Ven a mi encuentro”, “Promesas”, “Ilusiones vanas”, “Mononga la tamalera”, “Yo ya ta´cansá” y muchas más. Sus creaciones describían los momentos que Santa Cruz vivió debido a su color de piel, Así también sus letras alientan a la raza afroperuana y en general a la lucha constante para realizar sus sueños.

En el 2014, a los 91 años de edad, esta promotora del arte nacional falleció en la misma ciudad que la vio nacer, pero su legado se reproduce a nivel internacional enorgulleciendo al Perú.

——————————————————————————————————————-
NOTA ANTERIOR: LA BIBLIOTECA ESCOLAR

LA BIBLIOTECA ESCOLAR




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *