Revista | Open Cultura

Pueblo Indio

“PUEBLO INDIO, EL SANTUARIO PERDIDO”
Por: Erick Aquino Montoro (Fotógrafo, Realizador Audiovisual y Consultor en Ecoturismo).

erik-aquino

Desde centurias, mucho antes de la llegada de los conquistadores, se hablaba de un lugar importante, mágico y ancestral, ubicado en la parte alta del Valle de Virú, el misterioso “Pueblo Indio”, un lugar mítico que es referido por muchos cronistas: por sus caminos empedrados y sus tesoros escondidos.

Se dice que en plena conquista, después de la muerte del Inca Atahualpa, los escasos miembros de la nobleza que vivían en “Pueblo Indio” ofrecieron el último ritual. Ocultaron entre las montañas parte del tesoro del rescate, y otra se la llevaron consigo en su fuga hacia la selva, siguiendo los caminos que se extendían desde esta zona.

Este mágico lugar se ubica al noroeste de la parte alta del Valle de Virú, siguiendo los caminos que llevan hacia el poblado de Huacapongo, cuya etimología quechua es “Waqa Punqu”, que curiosamente significa “Puertas del Santuario”. Como su nombre lo indica, este pueblo daba la bienvenida a los caminantes y viajeros que se dirigían hacia el recinto ubicado en las partes altas. Los peregrinos y caminantes continuaban su travesía hasta el poblado de “Caray”, cuyas referencias históricas datan desde 1,612, a través de las crónicas del conquistador Diego de Garay, pero haciendo referencia al nombre ancestral del lugar, “Wamanyaqu”, desde donde partía el camino de ascenso.

guillermo

La última vez que se realizó un trabajo de investigación fue en el año 2000, cuando docentes de la Escuela Profesional de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Privada “Antenor Orrego” conjuntamente con docentes de la Sección de Antropología de la Universidad de Durham, Reino Unido, hicieron una expedición para explorarla y comprobar su existencia. De este trabajo multidisciplinario resalta la recopilación de información fotográfica y antropológica.

Actualmente sólo se ven los cimientos de las habitaciones. Es probable que esta ciudadela tuviera una importancia ritual debido a su situación estratégica en altura para el control de los movimientos en las tierras fértiles del valle. En la parte más alta del cerro, también se encuentran restos de otras habitaciones que parecen haber sido lugares de ofrendas rituales para las deidades de los cerros.

Los mitos y leyendas en torno a “Pueblo Indio” son muchos. Incluso se dice que fueron inventados para crear miedo y que nadie pueda ir a buscar sus tesoros escondidos. Uno de ellos se refiere al “oro vivo”, que está relacionada con el encanto. La idea es que las huacas, así como los cerros con gran magnetismo mineral, esconden dentro de sí seres vivientes hechos de oro. Estos seres se manifiestan a los pasantes, especialmente a aquellos que son inocentes y puros de corazón. Pero cuando la persona es codiciosa y desea apoderarse del “oro vivo”, el oro se vuelve una trampa mortal que enloquece a quien lo busca. El encanto es otra leyenda relativa a las huacas. Los pobladores afirman que estos lugares ejercen una fascinación sobre los pasantes. Atraídos por la belleza del lugar, buscan descansar sobre una piedra, se quedan dormidos y no regresan nunca.

———————————————————————–
NOTA ANTERIOR: CARNAVAL DE HUANCHACO

Carnaval de Huanchaco




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *