Revista | Open Trujillo

SERENO MORENO CON SUS TRÁMITES.

Por: Erika Rojas
Fotos: Vania Merejildo

Los trámites jurídicos, como otros, pueden llegar a ser tan confusos y más aún si en la misma empresa no se nos orienta adecuadamente. Imagínese sumar al abrumador trajín de la ciudad el estrés de tramitar más el pesado tránsito vehicular, de seguro es igual a un mal día.

Pero este es un caso peculiar del que tuve el agrado de gozar. Hace poco me dirigía con un grupo de socios a entrevistar al Notario Público Miguel Ángel Pajares, quien tiene una notaría en Av. Chan Chan 353 (Villa del Mar – Carretera a Huanchaco), a 20 minutos de Trujillo ¡Y vaya sorpresa tan encantadora nos acogió¡

Para comenzar, la Notaría Pajares Alva, ha logrado conquistar un gran reto impuesto por el Ministerio de Justicia que convocó, en 2014, a un concurso nacional notarial (por medio del Decreto Legislativo 1049) al cual el Dr. Pajares accedió. Además, la Notaría pertenece al Colegio de Notarios de la Libertad.

Aquel concurso constaba de 3 fases principales en las que se evaluaron aspectos personales y profesionales de los postulantes; entre los requisitos más exigentes se requería haber hecho publicaciones propias en materia jurídica, por lo menos mil ejemplares, y tener como mínimo 2 años de permanencia en cargos relativos a su profesión en entidades del Estado o privadas que certificaran la mayor amplitud de conocimientos jurídicos.

Ojito, no cualquier egresado pintaba en esa obra maestra que el Ministerio de Justicia presentaba, pues cualquier indicio de desorden psicológico o mínimo antecedente penal generaba la cancelación automática del participante para acceder a una plaza notarial.

Definitivamente solo los mejores notarios lograron saltar una valla tan alta, y el Dr. Miguel Pajares lo hizo. Obtuvo sus credenciales y eligió ejercer en el Distrito de Huanchaco por una cuestión estratégica, buscando ofrecer comodidad y seguridad a sus futuros clientes; asimismo, accesibilidad del público en general a sus servicios prestados… Así nació la Notaría Pajares Alva.

Como todo inicio, desde cero, la Notaría fue impulsada y financiada, de cierto modo, por lazos de agradecimiento con otras entidades compañeras.
El 30 de enero del 2015, la Notaría Pajares Alva abrió sus puertas. El primer día solo se brindó orientación al público sobre los servicios jurídicos que se ofrecerían, una semana después (el 9 de febrero) las actividades notariales iniciaron formalmente. La emoción de aquel primer día inspiró al notario Pajares a acondicionar las instalaciones de su nuevo local, acorde con las posibles necesidades de sus usuarios, que ahora mismo Ud. conocerá.

Cuando llegamos al establecimiento, fue muy curioso recibir una atención tan amigable y profesional que nos elevó el ánimo de parte del personal, de inmediato se nos trasladó a la oficina del notario Pajares. En ese trayecto pasamos por un jardín, un hermoso jardín decorado con enredaderas florecientes, y bajo un toldo piramidal una mesita para descansar. Luego, nos maravillaron sublimes pinturas de colores sobrios que cubrían las paredes, y libros para disfrutar a vista desnuda reposaban en los escritorios. Todo transmitía un ambiente de paz y “glamour”; simplemente reconfortante.

Ya entrevistando al notario, halagamos su recibimiento administrativo, y nos explicó lo siguiente: “Nosotros manejamos el tema de la atención personalizada, atendemos la mayor cantidad de público posible y sus pedidos a la prontitud. Algunos trámites requieren un tiempo más prolongado, entonces, mientras dura el trámite notarial nuestros clientes pueden esperar y descansar en el jardín, disfrutar del arte en pinturas y los libros siempre están a su disposición; pueden encontrar policiales, clásicos, fábulas. Si algunos trámites se tardan un poco más no es porque no se estén realizando, sino que les estamos evitando una nueva visita y pérdida de tiempo”.

La Notaria Pajares Alva tiene muy clara la función que desempeña con sus clientes y el Dr. Pajares la recalca al expresar que “la notaria es una herencia europea que tiene que ver con dar fe; es decir, que únicamente el Estado puede señalar la veracidad de un hecho a nivel jurídico. Entonces el Estado delega esa función a algunos funcionarios como es el caso de los notarios que funcionan como intermediarios que están facultados para que la voluntad de un cliente tenga efecto público”.

Así como las necesidades de los clientes son diversas, unos quieren recibir una buena atención de parte de la empresa; otros desean resultados inmediatos, que sus trámites se hagan ¡YA!; por otro lado hay quienes buscan comodidad en los costos, y también están aquellos clientes que exigen el paquete completo de atención, por lo que la Notaría Pajares Alva pretende lograr el equilibrio entre las demandas de sus clientes, pues su interés se basa en ello: EL TRATO PERSONALIZADO Y EFICAZ, dentro de la comodidad de su institución.

——————————————————————————————————————-
NOTA ANTERIOR: CONCIERTO POR LA PAZ Y VIDA

Concierto por la paz y vida.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *