Revista | Open Cultura

Bosque de las Nuwas

Emprendimientos que apuntan al empoderamiento de las mujeres awajún
El turismo comunitario que se realiza en el Bosque de las Nuwas las renueva, las fortalece y refuerza el carácter que deben asumir ante su condición de mujeres.

katty
Por: katty Fernandez/Conservación Internacional. Perú.
Fotos: Marlon del Aguila – Katye Brynde

Un cambio que realmente transforma. Para Nancy Fernández, la vida diaria de las mujeres awajún de su comunidad está dando giros desde que el «Bosque de la Nuwas» se ha instalado como un emprendimiento turístico en su territorio. Este proyecto empezó en el 2015 en la comunidad awajún de Shampuyacu en el Alto Mayo y hasta el momento, cerca de 70 mujeres son parte de él.

Nancy es una de ellas. Tras cinco años, están siendo visitadas por turistas, investigadores y todo tipo de público interesado en conocer la cultura awajún, tener contacto con la comunidad y la naturaleza que la rodea, descubrir sus historias y apreciar el esfuerzo que realizan para conservar su bosque.

Inicialmente, los recorridos al bosque fueron realizados con el acompañamiento del equipo técnico de Conservación Internacional (CI), el cual fomentó el surgimiento de esta iniciativa junto a las mujeres. Actualmente, ellas coordinan directamente las visitas con operadores turísticos o con los mismos turistas por Whatsapp y redes sociales.

“Nosotras estamos aprendiendo a tratar con los turistas, estamos atentas a su llegada y nos organizamos por grupos, de acuerdo con nuestros tiempos para atenderlos, a ellos les gusta. También hemos implementado un hospedaje, para los más aventureros”, indica Nancy.

Durante la constitución del emprendimiento turístico «Bosque de las Nuwas», o Bosque de Mujeres en awajún, se concibió su participación activa. Esta iniciativa apuntó a responder las demandas particulares de cada una de ellas que, evidentemente, difieren en algunos casos de los objetivos colectivos de autodeterminación y territorialidad de la comunidad.

Mediante esta iniciativa, las mujeres de Shampuyacu están logrando reivindicar las condiciones de igualdad frente a la supremacía masculina a las que fueron relegadas por muchos años. Según Nancy, ahora son más autónomas y están empoderadas: “Estamos conociendo nuestros roles, conociendo nuestros derechos, nos sentimos fuertes, valientes y capaces de poner límites a situaciones que nos afectan como mujeres y madres de familia”.

awajun1

Nancy añade que, sí es posible generar ingresos a partir de estas iniciativas: “Vemos que esta actividad sí nos ayuda en nuestros hogares, ahora nos relacionamos mucho más con las personas que no son de la comunidad, aprendemos de ellos, nos sentimos valoradas y ya no nos avergonzamos de nuestra cultura”.

Sin embargo, las mujeres de Shampuyacu no desconocen las urgencias ambientales que presenta su comunidad. El área donde actualmente reciben a los visitantes es conservada en su totalidad y no permiten la tala de ningún árbol en este bosque. Reconocen que su comunidad es una de las más deforestadas en la región San Martín. Actualmente solo mantienen el 10% de su bosque primario. Por ello, su función en la comunidad es de vital importancia para su conservación.

Asimismo, el trabajo con las plantas medicinales comienza a entusiasmarlas, pues están a puertas de comercializar en el mercado nacional, una bebida filtrante que tiene como insumos principales, plantas ancestrales que están cultivando en el bosque y en los huertos de sus hogares. “Es otra oportunidad para nosotras y nuestras familias y la comunidad, nuestra cultura y la conservación”, reafirma Nancy.

“Las hermanas de otras zonas de Perú, me preguntaban por donde quedaba mi comunidad, entusiasmadas me decían que querían visitarnos y conocer a mis hermanas awajún. Yo me sentí muy orgullosa de poder transmitir el mensaje de todas nosotras frente a tanto público”, recuerda Nancy con una breve sonrisa.

La dinámica de trabajo del Bosque de las Nuwas las renueva, las fortalece y refuerza el carácter que deben asumir ante su condición de mujeres en su entorno. Nancy asegura, que es momento de reconocer el aporte que ellas brindan y que podrían brindar en un futuro para el desarrollo de su comunidad.

“Nosotras seguimos y seguiremos trabajando con esto que ya hemos empezado. Tengo la esperanza de que más adelante lograremos ser más fuertes y tener una presencia política en nuestra comunidad, demostrar a nuestro pueblo que sí podemos construir una comunidad equitativa, que recupere su bosque, una comunidad segura para nuestros hijos y que cubra las necesidades que actualmente tenemos y nos es difícil sobrellevar”, sostuvo nancy con inspiradoras palabras, sin duda.

—————————————————————-
NOTA ANTERIOR: CONSEJOS GATUNOS.

C.G




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *