Revista | Open Cultura

Buenas prácticas

¿Y CUANDO SALGAMOS DE LA CUARENTENA?
Ad portas de semana santa, el gobierno está gestionando la información y dosificándola en cada conferencia de prensa, no era difícil deducir que la cuarentena se extendería más allá del 12 de abril.

bringas
Por: Martha Bringas Gómez
Abogada. Mg.en Gestión Pública. Consultora de entidades públicas y privadas.

Luego de escuchar a los expertos en salud, así como la revisión de la curva de contagio, es evidente que esto se extenderá, cuando menos, hasta mediados de mayo, lo que alarga la incertidumbre y obliga a pensar en alternativas de solución, en especial para los pequeños empresarios que han debido cerrar temporalmente para cumplir las disposiciones del estado de emergencia. Ante la afectación de la cadena de pagos, el gobierno ha salido a inyectar alivio en las empresas, pero esto resultará insuficiente pues no se puede vivir eternamente de los subsidios. Las planillas y alquileres se tienen que pagar, los impuestos y deudas tarde o temprano nos los van a cobrar, por más reprogramaciones que haya, con leyes o no de por medio.

Lo cierto es que todo va a cambiar, en especial para los negocios que aún pasada la cuarentena, serán los más golpeados (turismo y viajes, hoteles y restaurantes, retails, centros de esparcimiento, venta de vehículos, etc.). Ello obliga a evaluar decisiones en materia laboral y de reinicio de actividades, que hay que irlas tomando sobre la marcha. Pero no solamente ello: nos empuja a replantear la forma en que ofreceremos nuestros servicios o venderemos nuestros productos y más lejos aún, a repensar en nuevos giros de negocio y desplazarse o diversificar hacia opciones más rentables, teniendo en cuenta que la “normalidad” a que estábamos acostumbrados no volverá sino hasta en un año, cuando menos.

BEBÉ

Por ello, hay que ir proyectándose sobre actividades como el transporte delivery, la producción/procesamiento/comercialización de alimentos, el comercio digital, la provisión de bienes y servicios de salud, entre otros, a fin de responder a la coyuntura económica a actual y movilizarse a segmentos del mercado que van a ser de mayor demanda en el corto y mediano plazo. El emprendimiento y la capacidad de reinventarse serán vitales para la supervivencia.

Finalmente, es importante señalar que la figura del trabajo remoto ha llegado para quedarse, de modo que al repensar en el negocio hay que considerar qué segmentos de la actividad económica pueden hacerse bajo esa modalidad, lo que repercutirá positivamente en los costos, permitirá retener capital humano valioso para la organización, más aún por cuanto es un hecho que pasará a convertirse en parte de las “buenas prácticas” empresariales del futuro cercano.

NOTA ANTERIOR: TIEMPO DE ESPERA

Tiempos de Espera




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *