Revista

CATARATAS DE PALMABAL

“Chao posee un sinnúmero de alternativas eco turísticas para disfrutar de un fin de semana”


Por: Erick Aquino Montoro (Fotógrafo, Realizador Audiovisual y Consultor en Ecoturismo).

En tiempos de incertidumbre causada por la pandemia, el stress, el trabajo remoto, los estudios de manera virtual, la preocupación por los candidatos a la segunda vuelta electoral; salir hacia espacios naturales abiertos constituye una alternativa interesante para salir de la rutina y recargarse de energía.

¿Cuál sería la alternativa?
Pues, saliendo hacia el sur este, «aquisito nomás», debemos llegar a Chao, pueblo pintoresco e interesante que es conocido por su dinamismo económico que viene teniendo en los últimos años debido a las oportunidades laborales que se ofrecen en las diversas empresas agroindustriales.
La ruta a seguir es recomendable para hacerlo en bicicleta, moto, o en su propia movilidad, tomando las precauciones de abastecerse bien de combustible en alguno de los grifos que están junto a la carretera Panamericana.

La Ruta
Se inicia desde Chao, siguiendo la carretera asfaltada hasta cierta zona, para de allí continuar en ascenso por una ruta afirmada que pasa por pueblos pintorescos como Buenavista, una ex hacienda, hasta llegar al caserío de Palmabal, para de allí iniciar el trekking hacia las cataratas del mismo nombre.

El Caserío de Palmabal
Es la parada obligatoria para abastecerse de agua o alimentos, y establecer comunicación con los pobladores locales para solicitar algún tipo de servicio turístico que necesitemos. Lo ideal es llegar temprano para desayunar en el pueblo, y encargar un buen almuerzo para el regreso de la caminata. El caserío se encuentra a una altitud aproximada de 1204 m.s.n.m.
Recordemos que Palmabal alberga pocas familias y en los últimos años fue afectado por las inundaciones que destruyeron sus vías de acceso y que están en proceso de reconstrucción. La mayoría de las personas tienen como principal actividad económica la agricultura, destacando los sembríos de palta fuerte y piñas, destinados para la exportación. La actividad turística es complementaria para mejorar sus ingresos y promover el desarrollo sostenible del lugar.

Hacia las cataratas
La caminata dura aproximadamente unas dos horas, dependiendo del ritmo y del estado físico en el que se encuentre. Recomendamos un ritmo suave, con respiraciones pausadas y profundas que debe hacerlo mientras observa el paisaje circundante. El valle está rodeado de matices verdes, amarillos, azules y rojos, que corresponden a la variedad de flora silvestre, destacando la diversidad de cactáceas. Éstas van desde las más pequeñas, hasta observar aquellas de tamaños gigantescos y en plena inflorescencia, haciendo que nuestra mirada se concentre en el cuerpo, el tallo, las flores y los frutos… sí… algunas cactáceas tienen frutos comestibles , que probarlos resulta toda una experiencia.

La experiencia se magnifica cuando observamos las cataratas de Palmabal, cuyas caídas de agua tienen aproximadamente 100 metros de altura. Es importante tener en cuenta la temporada ideal de visita que es entre los meses de mayo a noviembre. Si va, recuerde de no contaminar, ni dejar restos. ¡Buen fin de semana!

——————————————————————————————————————-
NOTA ANTERIOR: AJÍ MOCHERO

Ají mochero




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *