Revista

Desafíos de un derrame

“Ante los derrames presentados, nos preguntamos… ¿Hay lecciones aprendidas para enfrentar los desastres ecológicos-ambientales como el que tenemos…?”

Por: Erick Aquino Montoro (Fotógrafo, Realizador Audiovisual y Consultor en Ecoturismo).

El tema de los derrames de petróleo o marea negra, no es novedad en nuestro país. Se han dado en varias ocasiones en la selva, en nuestra Amazonía y hasta donde sabemos, no se han hecho las correcciones pertinentes y menos se han realizado trabajos con una verdadera dimensión social orientada a las diferentes comunidades, quienes son las más afectadas.

El último derrame lleva varios días y se dice que sería el más grande a nivel de la costa peruana de los últimos años. En este artículo buscaremos centrarnos en la afectación social y económica que tiene este tema complejo, con varios impactos negativos.

Los Perjudicados
En primer lugar, están los pescadores artesanales quienes son los principales afectados. La pesca es su ambiente, el mar es su zona. El detalle es que no sólo es retirar el petróleo, sabiendo que las especies se van a contaminar o se van a morir. El tema son las micropartículas que van a quedar en el mar y algunos peces y crustáceos los van a consumir. El pescador va comercializar este producto, pero va estar contaminado. Aquí se presenta el primer desafío para saber finalmente si ese recurso hidrobiológico se encuentra en buen estado.

El otro sector perjudicado es el turismo que empezaba a regresar y a dinamizarse, después de haber sido duramente afectado por las restricciones durante la pandemia. Hablamos de la afectación con las visitas y paseos a islas, y la realización de actividades subacuáticas como el buceo en todas sus variantes: recreativo, de investigación, comercial, deportivo y artesanal. En el caso del buceo artesanal, éste sería duramente afectado sobre todo en las zonas donde se extraen ciertas especies que se cultivan en algunas zonas de extracción, sobre todo en las bahías de donde se extraen varias especies que serían seriamente afectadas con el tema del derrame.

La alimentación sería afectada si es que se va adquirir un recurso hidrobiológico que ha sido extraído cerca a la costa de las zonas afectadas con el derrame. Se supone que debería ser extraído de más afuera lo que tendría una implicancia directamente en los precios de los productos a nivel de su comercialización. No olvidemos que la corriente marina viene de sur a norte y lo que se teme es que la marea o las partículas lleguen a más áreas naturales e islas, y éstas sean consumidas por los peces y crustáceos.

El Desafío
Ante el avance y expansión de partículas entonces, ¿Quién o quiénes trabajarán con los pescadores artesanales para enfrentar esta problemática?,¿Existe un buen acercamiento y comunicación con cada uno de los gremios o asociaciones?, ¿Cómo saber cuáles son las especies que están aptas para el consumo y cuáles son las que están contaminadas?, ¿Cuál será la estrategia o protocolo para hacer el seguimiento o revisar los recursos hidrobiológicos? Estos son los verdaderos desafíos y al aparecer carecemos de un aprendizaje continuo para poder enfrentar este tipo de desastres.

———————————————————————————————————————–
NOTA ANTERIOR: CAMPAÑA DE EQUINOTERAPIA

Campaña de equinoterapia




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *