Revista | Open Cultura

INVENTAR EL CINE

“EXPERIENCIAS ALTERNATIVAS DE ENSEÑANZA CINEMATOGRÁFICA”
Presentación de libro “INVENTAR EL CINE” de Edward de Ybarra


Por Fernando Sánchez Castro Foto: Presentación en el FECIT 2020

El cine siempre ha sido un medio para poder contar historia, anécdotas y experiencias a través de la vista de un director. Dichos trabajos siempre se han llevado con años de estudios y preparación y sobre todo, presupuesto; sin embargo, Edward de Ybarra en “Inventar el cine” nos muestra que los escolares también pueden sumergirse en este mundo de creación a través de distintas experiencias latinoamericanas.

Edwar de Ybarra es gestor cultural, cineasta y docente. Director de “Corriente – Encuentro Latinoamericano de cine de no ficción”, director de “Serpentina – Festival de cine para infantes y juventudes diversas”. Dirigió los cortometrajes “Cuerpo Multiplicado” (2012), “Dictado” (2016), “Las Imágenes” (2017), los cuales se han presentado en distintos festivales.

Este libro recoge siete artículos donde recopila experiencias, reseñas de la enseñanza del cine en escuelas y otros espacios para niños, niñas y jóvenes. Esta publicación se hizo como parte del “Festival Serpentina” (Arequipa).
Dicha publicación tenía como objetivo poder juntar la experiencia de los 7 autores con sus experiencias del cine. Se creía que, a través de los artículos en el libro, se podría dar una relación más profunda con los proyectos audiovisuales, y poder motivar a los jóvenes a introducirse en el mundo audiovisual.

Edwar considera que estas siete experiencias (3 peruanas, 2 chilenas, 1 boliviana y 1 última brasileña), las cuales fueron elegidos porque eran proyectos que venían trabajando como experiencias alternativas de la enseñanza de cine en escuelas públicas, fueron muy enriquecedoras debido a la imaginativa y la visión particular de los estudiantes que la ejecutaban.

“El cine es parte de esa comunicación libre que deben tener los niños y jóvenes” considera el autor. Debe ser considerado como un medio de expresión. Asimismo, se menciona que uno de los proyectos llamado “Cero en Conducta” (Chile, 2016) , incentiva el cine de una manera revolucionaria; partiendo de la complejidad y el misterio que aborda toda su realización, considera que no se puede enseñar pedagógicamente; sino más bien que se debe explorar de una mamera libre, experimental y subjetiva.

Así como este ejemplo, se toman distintos casos en el libro de Edward, donde narra distintos proyectos que tratan de acercar el cine a jóvenes y niños desde la edad escolar. Los cortometrajes desarrollados en el libro se pueden ven en la pagina web del festival (serpentina.com); en ésta se podrá ver unas muestras de la realización de los proyectos trabajados por los talleres del autor.

Asimismo, se menciona que el cine no debe ser un privilegio, sino un derecho, considerado como un medio de expresión. Sostiene que en los proyectos compilados (siete) se enseñan a crea el cine a través de otros elementos diferentes a la historia; partiendo de colores, planos específicos, etc. con el fin de desorientar las reglas básicas de éste. Así tener mayor libertad al momento de crear.

Otro proyecto que menciona es “La combi, arte rodante” de Teresa Castillo (España). Ella tiene un trabajo interesante donde busca generar pequeños cortometrajes de todas las lenguas nacionales, buscando poder expresarla a través de niños y adolescentes. Su objetivo es tratar de rescatar la cultura nacional.

Un último texto consiste en las experiencias del festival de año pasado que se realizó en Arequipa. Estos fueron dirigidos a niños y estudiantes. Se desarrolló como un curso en un colegio de la ciudad, donde trabajaron distintos proyectos con los niños de primero y segundo de secundaria. En éstos se trató de trabajar textos poéticos llevados al lenguaje audiovisual. Edward menciona que se obtuvieron bueno resultados y gran compromiso por parte de los estudiantes.

Al finalizar, se cree que es propicio considerar la introducción de la enseñanza del lenguaje cinematográfico en los colegios. Dar un lugar especial en el currículo nacional, con el objetivo de poder acercar este mágico mundo a los niños y jóvenes. De esta manera se podrá formar un semillero de futuros cineastas que puedan crear cine de manera profesional y así aportar a la cultura nacional.

——————————————————————————————————————
NOTA ANTERIOR: IDENTIDAD Y BRONCA

Identidad y una Bronca




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *