Revista

LA QUEBRADA DE VIRULÍ

“Virú no deja de sorprender con sus restos arqueológicos que lamentablemente se encuentran abandonados”


Por: Erick Aquino Montoro (Fotógrafo, Realizador Audiovisual y Consultor en Ecoturismo).

Recorrer cada uno de los centros poblados de Virú es encontrarse con un sinnúmero de restos arqueológicos. Estos vestigios se extienden desde su faja de costa hasta las alturas limítrofes con la cordillera blanca, desde donde es posible admirar la extensión y belleza de nuestros paisajes altos andinos.
Con la finalidad de conocer un poco más el territorio viruñero visitamos uno de los restos arqueológicos poco conocidos: “Virulí”.

Para visitar los restos arqueológicos de “Virulí”, tiene que partir de Virú Pueblo y dirigirse hacia la parte alta, específicamente al Centro Poblado de Caray, anteriormente llamado “Wamanyaqu”. De este lugar se cuenta una serie de historias que datan desde la época pre-inca y se enfatizó a raíz de los relatos de un gran tesoro supuestamente escondido en la época de la conquista. Desde aquí tiene que iniciar una caminata interesante hacia el este para adentrarse y ascender a la quebrada del mismo nombre.

Con la guía de un poblador local se inicia la caminata cruzando el río a través de una oroya que hay que jalar, lo cual resulta toda una experiencia interesante. Desde allí se inicia la caminata siguiendo el camino prehispánico que todavía usan los pobladores locales y que les permite intercambiar sus productos o dirigirse a otros centros poblados.

La caminata se vuelve más interesante cuando se pasa junto a los canales de regadío por donde se sigue llevando agua a los cultivos de esta zona y que increíblemente se siguen usando desde la época pre-inca. Se complementa esta mirada del paisaje con la cantidad de flora que rodea el lugar y a medida que vamos avanzando destacan la variedad de cactáceas en diversos tamaños. Algunas tienen frutos comestibles lo que resulta en todo un aprendizaje el extraerlo y degustarlo.

Los restos arqueológicos se ubican en una parte alta de la quebrada. Se observan construcciones en base a piedras, y algunas ventanas u hornacinas que se están destruyendo… también destacan las bases de lo que probablemente hayan sido habitaciones y otras estructuras pétreas, donde llama la atención la forma en la que acomodaron las piedras para construir sus muros. Por la disposición en la que se aprecia, hay ciertas semejanzas constructivas con los restos arqueológicos de Huasoshugo y Pueblo del Indio.

Si bien hace años se realizaron estudios arqueológicos para validar la existencia de una cultural local propia como fue la “Cultura Virú”, no se entiende por qué no hay acciones de conservación, o iniciativas para proteger el patrimonio disperso que posee Virú. Un museo local sería una gran iniciativa. Permitiría acopiar la cantidad de restos que tienen algunas personas en sus casas, así como los que se encuentran expuestos en los diversos complejos y sitios arqueológicos. Además si se emplea con fines turísticos, esto permitiría mejorar la calidad de vida de los pobladores.

———————————————————————————————————————-
NOTA ANTERIOR: LEY DE ESTERILZACIÓN

Ley de esterilización.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *