Nepeña | Open Cultura

Nepeña

Valle de Huacas y Encantos

ERIKAQUINO
Por: Erick Aquino Montoro (Fotógrafo, Realizador Audiovisual y Consultor en Ecoturismo).
Agradecimiento: Municipalidad Distrital de Nepeña.

“Nepeña, se va posicionando como un destino turístico de importancia en la costa peruana”

Hacia el sur-este, pasando Chimbote se ubica el histórico Valle de Nepeña, un lugar interesante, que nos permite conocer un valle fértil, majestuoso y cargado de historia. El valle de Nepeña comprende los distritos de Cáceres del Perú (Jimbe), Moro, Nepeña y Samanco, y pertenece a la provincia del Santa, departamento de Ancash. Para adentrarnos en estas ancestrales tierras, lo más recomendado es visitarlo en un full day…

Según algunos historiadores, Nepeña, fue llamada antiguamente “Enepeña”. Esta palabra provendría de las palabras quechuas: “Ini” que significaría crecer y “Piña”, referido a “bravo o terrible”. Se dice que cuando Santo Toribio de Mogrovejo visitó este valle, en el año 1593, todavía era llamado “Enepeña”. También hay una leyenda popular de la época colonial que narra la historia de una imagen que se puso pesada y que dijeron: “Ni peña pesa tanto como la virgen”. A la fecha se dice que sólo son leyendas, pues no hay una versión exacta sobre el origen de “Nepeña”.

ERIKAQUINO

Ingresando al valle, el primer atractivo para visitar es la “Huaca Culebra”, donde una cultura prehispánica talló una “culebra” en bajo relieve sobre las paredes inclinadas y rocosas del cerro donde se ubica. Se cree que la hendidura serpenteante sirvió para que en la época de lluvias las aguas discurrieran por ella y cayeran al suelo, lo que constituía un ritual dedicado al culto del agua.

Muy cerca se ubica el “Puquio Pipí”, que es una zona natural con vegetación de matorral, formada por flujos de agua subterránea, usado desde la antigüedad. La Municipalidad la ha puesto en valor, y viene adecuándolo para su uso turístico.

puquio002

Continuamos la ruta del valle, y visitamos el caserío de “Huacatambo”. Que fue un centro religioso-administrativo de la época Chimú. Su nombre tendría el siguiente significado: “Huaca” que significa “Santuario”, y “Tambo” que es hospedaje. El significado sería: “Hospedaje sobre o al lado de un santuario”. Aquí destaca el “Cerro Campana” al que le atribuyen numerosos encantos, y en cuya cima se ubica una enorme roca de forma prismática. Los otros atractivos junto a la huaca son las lagunas que la rodean.

“Motocachi” es un lugar obligatorio por conocer. La historia del pisco peruano tiene sus orígenes en este lugar. Se produce pisco y vino desde inicios de la colonia. Está situada en el camino de Nepeña a Moro. Se observan los trapiches y prensas que datan del siglo XVI, así como las botijas también llamadas “piscos” o “pisquillos”.

motocachy

Finalizamos el recorrido visitando “Paredones”. Un área arqueológica interesante rodeada por campos de cultivo, y formada por grandes construcciones pétreas que necesitan protegerse y conservarse con urgencia.

En el próximo fin de semana, no lo dude, viaje con la familia o los buenos amigos. ¡Nepeña” está llena de huacas y encantos por descubrir!

—————————————————————–
NOTAS ANTERIOR: IMPERIO DEL CRISTAL

IMPERIO DEL CRISTAL




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *