Revista

Puquiales de Virú

“Puquiales de Virú: Alternativa Ecoturística Interesante”
“En esta temporada de restricciones, hacer una caminata hacia lo puquiales de Virú, resulta una experiencia relajante”


Por: Erick Aquino Montoro (Fotógrafo, Realizador Audiovisual y Consultor en Ecoturismo).

Iniciamos las publicaciones con el ánimo de compartir algunas experiencias gratificantes que pueden ayudarnos a tener una vida saludable, contemplando todas las medidas de prevención frente a la pandemia que ha afectado duramente a las diversas actividades culturales y turísticas en el país.

En este sentido realizar actividades al aire libre, más conocidas como “outdoor”; es decir caminatas, ciclismo, natación, freediving, nos ayudan a disipar el estrés rutinario y fortalecen nuestro sistema inmunológico.

¿Cuál es la alternativa ecoturística?
Escuchamos hablar de unos puquiales en Virú Pueblo, cerca al río del mismo nombre, y cuya caminata se convierte en una experiencia agradable por los paisajes, teniendo como recompensa un buen baño en aguas cristalinas acompañadas de gran biodiversidad. Alistamos nuestras mochilas y fuimos…

Para llegar desde nuestra ciudad, puede hacerlo en movilidad propia o tomando alguno de los servicios de buses o vans que salen de Trujillo a Virú, y cuyo costo por persona es de aproximadamente 10 soles.
Se recomienda hacer un full day, y puede hospedarse en algunos de los hospedajes u hoteles cercanos a la Plaza Principal de Virú, desde donde podrá iniciar su caminata.

La Caminata
Se recomienda iniciar la caminata por la avenida La Alameda, que nos conduce hasta un puente y se toma el camino afirmado junto al río Virú, en dirección al oeste. En este trayecto se observan las diferentes obras de mantenimiento de infraestructura urbana que viene desarrollando la Municipalidad de Virú, así como algunas pertenecientes al Proyectos Especial Chavimochic, y las obras de fortalecimiento del cauce del río como medida de prevención ante futuros desastres. El recorrido hasta llegar a los puquiales nos toma aproximadamente 40 minutos, dependiendo del ritmo de la caminata.

¿Qué observamos?
Mientras caminamos se observa el impresionante valle de Virú, con sus diversos sembríos, así como de algunos de los principales restos arqueológicos que se observan a la distancia, como el Castillo Tomabal y la Huaca Santa Clara. Junto al camino afirmado destacan diversos cultivos destinados a la exportación, así como flora y fauna endémicas. Se distingue un gran número de aves propias y migratorias que llegan a este lugar por la estación de verano, y que embellecen el paisaje.

La caminata tiene su recompensa cuando se llega a los puquiales u ojos de agua cristalina, rodeada de impresionante vegetación…. Estos pozos son ideales en esta temporada de verano para refrescarse luego de la caminata, y notaremos la presencia de una gran variedad de peces en sus aguas transparentes.

La Oportunidad de Mejora
La experiencia es muy agradable, sólo hay que instruir a los visitantes locales para que no dejen basura y eviten lavar su ropa, para evitar afectaciones al ecosistema que se ha formado. En conclusión, vale la pena visitarlo en un full day complementando la visita con algunos de los restos arqueológicos más importantes.

——————————————————————————————————————–
NOTA ANTERIOR: INTEGRACIÓN VIAL

Integración vial




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *