Revista

SAN LORENZO: MÁS QUE UNA REPRESA

“Los fines de semana siguen siendo un pretexto para conocer más de nuestras regiones…”


Por: Erick Aquino Montoro (Docente, fotógrafo y realizador audiovisual).

Nuestra costumbre de viajeros y buscadores de nuevas experiencias sigue llevándonos a seguir recorriendo los distintos lugares de nuestro país. En esta oportunidad dedicamos tiempo para adentrarnos en algunos rincones de Piura, la ciudad fundada por Pizarro en 1532, en el norte y de la que mayormente se conocen sus playas, olvidando que posee bellos paisajes en su zona de sierra. Nos hablaron de algunas represas, lagunas, caídas de agua y fuimos en su búsqueda.

Las Lomas
Decidimos ir al encuentro de la represa “Los cocos” o “San Jerónimo”, ubicado al este de la ciudad de Piura. Para llegar tenemos que viajar desde “la ciudad del eterno sol” hacia el centro Poblado de Las Lomas, al que se llega en aproximadamente dos horas de viaje. Puede hacerlo directamente si posee movilidad propia, o tomando los buses o autos que lo llevarán por un costo aproximado entre 10 y 15 soles por persona. Este recorrido pasa por lugares también conocidos en la zona como Tambo Grande, Hualtaco y La Cruceta.

Un poco de historia
Averiguamos que el pueblo de Las Lomas fue parte de la hacienda Suipirá. Según señalan, fue en el año 1867 que uno de sus propietarios trajo de Loja (Ecuador) varios esclavos con sus familias provenientes de Jamaica, quienes construyeron sus viviendas en las faldas de las lomas, ubicadas en la margen izquierda del río Chipillico, originándose así el nombre de “negros lomeños”, o los que viven en “las lomas”. La actividad agrícola estuvo presente durante años bajo la mirada y conducción de los hacendados y la mano de obra de campesinos y esclavos. Los diversos sucesos sociales durante el establecimiento de la república hasta la revolución agraria del año 1969, consolidaron al poblado como uno de los principales centros de producción agrícola en la región, destacando los cultivos permanentes de limón, diversos frutales, y el cultivo del arroz.

La represa
Llegar a la represa le tomará un aproximado de 20 minutos. Debe tomar alguna movilidad o moto que lo lleve y lo deje junto a la vía de acceso. Para el retorno no debe de preocuparse, junto a la carretera pasan un sinnúmero de vehículos. Esta represa se construyó en el año 1950, canalizando las aguas de los ríos Quiroz Chipillico y el río Chira, las cuales sirven para irrigar áreas de cultivo ubicadas en las zonas de Tambo Grande, Las Lomas, Ayabaca y Sullana.

La experiencia
Recuerde que el espacio posee características de bosque seco ecuatorial. El paisaje verdoso contrasta con la infraestructura agrícola y las obras de ingeniería hidráulica: compuertas, túneles, canales. Los fines de semana arriban visitantes, caminantes, ciclistas, motociclistas, que llegan para observar el paisaje, aves, realizar caminatas, actividades fotográficas, así como nadar o bucear. También realizan paseos en bote y pescan algunas tilapias.

Si visita Piura, no dude en conocer San Lorenzo, ¡es más que una represa!

———————————————————————————————————————
NOTA ANTERIOR: BRIGADISTAS GIRED

Brigadistas GIRED




2 thoughts on “SAN LORENZO: MÁS QUE UNA REPRESA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *