Revista | Open Cultura

Webinar para la cultura.

Webinar: el interfaz que educa a muchos

anthony
Por: Franklin Terrones Ilustraciones: Anthony Mauricio

El escenario COVID-19 ha configurado una nueva modalidad de aprendizaje, tras el confinamiento social las personas se vieron en la necesidad de optimizar su tiempo y recursos en algo productivo.

En los últimos años han surgido muchos programas de educación online, donde los estudiantes pueden aprender sobre temáticas de su interés mediante vídeos, teniendo el correo electrónico como medio de comunicación con los profesores. Pero, los webinars han surgido como una idea revolucionaria con alcance infinito y ofrece una mayor interacción entre el alumno y el expositor

El término Webinar es un neologismo que combina las palabras “web” y “seminario”. Se refiere a cualquier contenido en versión video cuyo principal objetivo sea educativo y práctico, por lo cual una de sus principales característica, es la interacción que se genera entre el ponente y la audiencia.

Así como el uso del internet como una herramienta imprescindible, para el aprendizaje de las personas. Con el avance de la tecnología, las personas cada vez están más interconectadas y las barreras de la educación son cada vez menores, podemos decir que los webinars se dan en tiempo real, con fecha y en un horario específico. Por lo cual se puede participar desde cualquier ordenador conectado a internet y en el que se haya cargado el software específico para acceder a la aplicación del expositor.

Podemos observar también, revisando diferentes portales de universidades, como los estudiantes pueden elegir entre una gran variedad de webinars gratuitos en los que se presentan cursos de posgrados y doctorado de academias de todo el mundo. Así éstos tienen la oportunidad de conocer en profundidad el curso e interactuar con los miembros de la institución para que resuelvan sus dudas desde cualquier punto donde se encuentre.

webinarcultura

CULTURA EN TIEMPOS DE PANDEMIA
Si bien el coronavirus se ha transformado en un evento global, que se viene retransmitido en directo las 24 horas del día y a través de todo tipo de canales y plataformas, esta crisis ha empujado a los artistas y aquellos que trabajan en cultura y artes a adecuarse a esta modalidad tecnológica, por lo cual empresas globales abren sus portales de manera gratuita por determinado tiempo, ofreciendo recorridos virtuales de museos, conciertos colectivos o individuales, talleres entre otras actividades.

Este distanciamiento social ha hecho que nos aferremos a la tecnología, con tan solo tener un teléfono inteligente o una computadora en casa, podemos seguir en contacto con los artistas. Así mismo esta situación ha demostrado que tener a la cultura como parte de nuestra vida diaria puede beneficiarnos de muchas maneras diferentes, algunas de las cuales son profundamente personales, podemos decir que la cultural amplía las oportunidades para la educación y el aprendizaje a lo largo de toda la vida

——————————————————————————————————————-
NOTA ANTERIOR: EL DOCUMENTAL DE LA DÉCADA.

El documental de la década.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *